Pronunciamiento sobre la criminalización de funcionarios del MINEDU a causa de enlaces encontrados en textos escolares

Foto Andina

A fines de marzo del año 2019, apareció una acusación en redes sociales señalando que un enlace en los textos de Desarrollo Personal, Ciudadanía y Cívica (DPCC) llevaba a una página web que desarrollaba el tema del sexo anal. Se acusó al Ministerio de Educación de estar promoviendo estas prácticas sexuales en adolescentes, lo cual generó indignación  popular.

Por supuesto, era una afirmación falsa y distorsionada. La realidad es que en la página 82 del texto escolar de DPCC para 3ro de secundaria se incluía un recuadro con un glosario que explicaba el concepto de “conducta sexual”, buscando prevenir así una interpretación errónea o sesgada; todo ello por la preocupación de brindar una orientación adecuada. Al final del glosario, figuraba un enlace que llevaba a una página web, citada sólo como fuente bibliográfica. En ella se podía encontrar una descripción seria y objetiva sobre la conducta sexual y sobre diversas prácticas sexuales. La referencia en cuestión podría ayudar a brindar más información sobre el tema; sin embargo, figuraba como fuente y no se destacaba ni se sugería su revisión por parte de las y los estudiantes. En cualquier caso, sus contenidos se condicen con un enfoque de educación sexual integral y no tienen ninguna intencionalidad incitante.

Los argumentos señalados en las líneas anteriores fueron compartidos a la Alta Dirección y, a pesar de ello, la ministra de aquel entonces, Flor Pablo, el 08 de abril del 2019, lamentó y se disculpó frente a la Comisión de Educación del Congreso de la República por causa de este enlace. Destacó en su intervención lo siguiente: “El enfoque de género del Currículo Nacional no tiene nada que ver con ese enlace que ha aparecido en un libro de 3° de secundaria. Eso quiero dejarlo por sentado. Una cosa es una educación con derechos, integral, y otra, la que tiene determinados contenidos que hacen daño”. Comprometiéndose a tomar cartas en el asunto, no solo creyó conveniente abrir las investigaciones a través de las instancias correspondientes dentro del Ministerio de Educación, sino que escribió una carta (Oficio N°102-2019- MINEDU/DM) el 15 de abril, dirigida a la Fiscal de la Nación Zoraida Ávalos, solicitando “el inicio de investigaciones y acciones penales que correspondan” abriendo, con ello, una acción innecesaria de criminalización a las y los funcionarios “que resulten responsables”, asumiendo con ello intencionalidad delictiva en el hecho.

Con ello se inició una apertura preliminar en sede policial por presunto delito contra la libertad sexual, cometido en contra de estudiantes de tercero de secundaria, imputando a quienes resultasen responsables (Carpeta Fiscal N°06-2019). Esta investigación todavía sigue abierta y los argumentos para su apertura expresan un profundo desconocimiento de lo que supone el derecho de todo estudiante de recibir una educación sexual integral, tal como está establecido en diversos documentos normativos. Por el contrario, es una forma de hacer política desprovista de toda ética, al mancillar la honra de funcionarios que no han afectado la integridad de ningún estudiante con la inclusión de dicho enlace. Esto se condice con lo señalado por especialistas en psicología y educación, además de las instituciones aquí firmantes.

Más allá de lo que pueda determinar el Ministerio Público, el Ministerio de Educación abrió un vergonzoso capítulo de criminalización de funcionarios por cumplir con sus funciones, propiciando un daño irreversible en la promoción y desarrollo de una educación sexual integral. Con ello, el Ministerio de Educación se convierte en aval de los prejuicios, miedos y tabúes vigentes en la sociedad peruana para hablar y dialogar claramente sobre la sexualidad, de acuerdo con la edad y el grado de madurez de los estudiantes; en este caso, estudiantes de tercer grado de secundaria que oscilan entre los catorce y quince años. Recordemos que la desinformación y desorientación en materia de sexualidad traen consigo problemas sociales como el embarazo, el abuso de poder, las enfermedades de transmisión sexual, la violencia sexual y de género, entre otros. El conocer las implicancias positivas o negativas de las conductas y prácticas sexuales, y saber cómo cuidarse en el período de la adolescencia es un derecho de todo estudiante, no un perjuicio.

Este hecho también inauguró un tiempo de temor entre funcionarios y consultores: al constatar los procesos de investigación fiscal que vienen sufriendo quienes colaboraron esforzadamente en la elaboración de los libros de texto de DPCC, y que podrían terminar en proceso penal, se ha instalado un permanente miedo a hacer planteamientos sobre la educación sexual integral. Con ello, se ha dado un enorme golpe a la ESI, al enfoque de género y al desarrollo mismo de las competencias relacionadas al área curricular en cuestión. El daño, por tanto, también es a largo plazo en lo que respecta a una educación de calidad en desarrollo personal y ciudadanía, desde un abordaje crítico y reflexivo.

Frente a este innegable atropello, las instituciones abajo firmantes queremos exigir un proceso de investigación justo para las personas indebidamente implicadas, de modo que se archive y desestime este caso. Asimismo, también llamar a la reflexión sobre las malas prácticas de gestión pública que abren procesos de persecución penal motivadas no tanto por razones jurídicas, sino por el escándalo moralista, la presión de grupos conservadores que promueven la desinformación sobre derechos humanos y el oportunismo político de algunas personas que gestionan el estado, atentando contra el derecho a recibir en las instituciones educativas una calidad, desarrollada desde la reflexión crítica con las y los jóvenes, sin condicionamientos ni prejuicios de ningún tipo.

ALIANZA SÍ PODEMOS

Colectivo CREAR

Movimiento Manuela Ramos

Centro de Estudios de Problemas Económicos y Sociales de la Juventud – CEPESJU

CMP Flora Tristán

Red Interquorum y sus sedes regionales de Ayacucho y Ucayali

Asociación Kallpa y su sede regional de Ayacucho

Católicas por el Derecho a Decidir

Instituto peruano de paternidad responsable – INPPARES

Asociación Círculo de Trabajo Colectivo de Jóvenes Indígenas de la Amazonía – ACITCJIA Ucayali

Red Nacional de Juventudes del Perú RENAJUV – Ucayali

Movimiento Cultural Igualdad y Futuro MODIFU LTGB Y TS

Red de Municipios Escolares de Pucallpa – RedMEP

Asociación Femenina Estudiantil del Perú – AFEP Ucayali

Jóvenes en Acción por Nuestro Futuro – FEA Ucayali

Asociación de Jóvenes Indígenas Organizados de la Región de Ucayali – AJIO-U

Asociación Calandria

Hatun Warmi

Organización Musuqkuna

Taki Warmi

Instituto Regional de la Mujer Ayacuchana – IRMA

Consejo Provincial de la Juventud Huamanga

Sipaskuna

Madres en Acción

Cepesju

Emma y yo

DEMUS

Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos – Promsex

Asociación Civil OutfestPerú

Vayamos SJL

Mocifu LTGB y TS de Ucayali

Lesbianas Independientes Feministas Socialistas – LIFS

Más Igualdad Perú

Awqa Feminista – Colectiva Comunitaria

Paremos el Acoso Callejero

Centro Juvenil Futuro de INPPARES – CJF

Fraternidad Transmasculina Perú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s