Colectivo 25N pide sanciones para policías que quisieron detener a manifestante por marchar con el torso desnudo

El Colectivo 25 de Noviembre, que organizó la movilización del sábado 24 por el Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra la Mujer, ha enviado una carta al ministro del Interior, General Carlos Morán, pidiendo que se sancione a los efectivos que irrumpieron en la marcha para detener a una activista por marchar con el torso desnudo.

La carta, entregada al despacho de Morán el 28 de noviembre, señala los derechos que los policías vulneraron con este accionar, tales como el Derecho a la libertad de expresión, Derecho a la libertad de reunión, Derecho a la participación política y Derecho a la Integridad. Asimismo, pide que se capacite a todo el personal policial en el manejo del enfoque de género en su trabajo, para entender la lucha por los derechos de las mujeres.

La carta está firmada por Carmen Espinoza, directora del Movimiento Manuela Ramos; María Ysabel Cedano, directora de DEMUS-Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer y por Diana Miloslavich, a nombre del Comité Directivo de Flora Tristán; en representación del Colectivo 25 de Noviembre, que agrupa a 40 organizaciones que trabajan por los derechos de la mujer en el Perú.

Este es el texto de la carta enviada al titular del Interior:

 

Señor General PNP ( r )  Carlos Morán Soto, Ministro del Interior

Presente

De nuestra consideración,

A través de la presente hacemos llegar nuestro rechazo y protesta por lo sucedido durante la marcha que realizamos como Colectivo 25 de Noviembre-Día Internacional de lucha contra las violencias hacia las mujeres, el pasado sábado 24, denominada “Nosotras exigimos”, cuando en la avenida Guzmán Blanco, un miembro de la PNP que acompañaba a la marcha increpó a una activista por marchar con el torso desnudo, irrumpiendo varios policías en la marcha para detenerla.

El suceso motivó la reacción de otras activistas, quienes evitaron la detención rodeando a la manifestante con sus propios cuerpos recibiendo golpes y empujones; ocasionando un enfrentamiento absurdo entre policías y asistentes que generaron indignación y pánico entre participantes con el riesgo de desencadenar reacciones violentas y descontroladas en una marcha que era pacífica. La marcha se interrumpió por unos minutos, haciendo que personas con niños se retiraran, pero pudo haberse frustrado del todo. Mostrando una actitud represiva, los policías cubrían sus nombres, golpeando a fotógrafos y fotógrafas que registraban lo ocurrido, tirando al piso algunas cámaras.

Cuando se conversó con el Comandante Odría, jefe policial a cargo del contingente que acompañó la marcha, para reportarle el hecho, éste dijo que se trataba de un “acto contra el pudor”.

El Señor Ministro del Interior y el Comandante, deberían estar enterados del cambio reciente del contenido del artículo 176 del código penal, ex delitos contra el pudor, actualmente denominados: Tocamientos, actos de connotación sexual o actos libidinosos sin consentimiento, a través de la  Ley 308381, que en ninguna parte sanciona  llevar el pecho desnudo en el contexto de una manifestación pública como lo es una marcha feminista.

Esta agresión se cometió en una marcha que se realizaba, precisamente, para conmemorar el Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, vulnerando los siguientes derechos:

Derecho a la Libertad de expresión: en el inciso 4° del artículo 2° de la Constitución Política del Perú, se reconoce el derecho de toda persona a las libertades de información, opinión, expresión y difusión del pensamiento sin previa autorización ni censura ni impedimento algunos, bajo las responsabilidades de ley. Este derecho abarca también la protección de la dimensión de la expresión artística. Ello se encuentra reconocido en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en nuestra Constitución Política y, de manera más explícita, en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales cuando señala que los Estados se comprometen a respetar la indispensable libertad para la actividad creadora2. En esa línea, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la Organización de las Naciones Unidas ha enfatizado que el derecho a desarrollar y compartir con otros las expresiones culturales, a actuar con creatividad y a tomar parte en actividades creativas es contenido esencial de los derechos de participación y expresión cultural.

Derecho a la libertad de reunión: El Tribunal Constitucional del Perú ha señalado que la libertad de expresión constituye uno de los medios principales que permite asegurar el disfrute efectivo del derecho a la libertad de reunión y de asociación. El derecho de reunión es un derecho individual que se ejerce de manera colectiva. En esa línea, el espacio urbano no es solo un ámbito de circulación, sino un espacio de participación. Esto es algo que la Defensoría del Pueblo también ha señalado cuando ha enfatizado lo siguiente: “La vigencia del derecho de reunión y manifestación es esencial para la existencia de un Estado democrático, pues permite a las personas la libre expresión de sus ideas y opiniones, en especial de naturaleza política”.

Derecho a la Participación Política: Al respecto la Corte IDH ha señalado que el derecho a la libertad de expresión puede encontrarse íntimamente relacionado con los derechos políticos y que son vitales para garantizar una sociedad democrática: “Los derechos políticos son derechos humanos de importancia fundamental dentro del sistema interamericano que se relacionan estrechamente con otros derechos consagrados en la Convención Americana como la libertad de expresión, la libertad de reunión y la libertad de asociación y que, en conjunto, hacen posible el juego democrático”. La Constitución Política del Perú también recoge el derecho a la participación social y política cuando establece en el numeral 17 de su artículo 2° el derecho de todas las personas a participar, en forma individual o asociada, en la vida política, económica, social y cultural de la Nación. Por lo que podemos afirmar que la actuación represiva de la PNP contra la activista vulneró el derecho de ésta a la participación social y política.

Derecho a la integridad: En nuestro país, el Decreto Legislativo N° 1186, que regula el uso de la fuerza por parte de la Policía Nacional del Perú, establece en su artículo 4° tres principios por los cuales debe regirse el uso de la fuerza que ejerce la PNP: legalidad, necesidad y proporcionalidad. El principio de legalidad establece que los medios y los métodos empleados por la PNP cuando empleen la fuerza deben encontrarse amparados por el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y la Constitución Política del Perú; así como tener un objetivo legal. En cuanto al principio de necesidad, este establece que el uso de la fuerza únicamente debe emplearse cuando sea necesario, es decir, cuando otros medios resulten ineficaces o no garanticen el logro del objetivo legal buscado. Finalmente, el principio de proporcionalidad señala que el uso de la fuerza debe ser el que corresponda en base a la resistencia ofrecida y el peligro representado por la situación a controlar. A este respecto, estimamos que, en el presente caso, el uso de la fuerza empleado por parte de la PNP contra la activista y las personas participantes que la protegieron fue ilegal, innecesario y desproporcional.

Conforme a nuestro derecho, las organizadoras de la marcha, solicitó las garantías necesarias para llevar a cabo la acción pública, las cuales nos fueron otorgadas a través de la Resolución Directoral N° 3182-2018-IN-VOI-DGIN-DAEG-OP del Ministerio del Interior.

Además queremos denunciar que la policía no cumplió con brindarnos las garantías  ante el acoso callejero y la violencia verbal que sufrimos por parte de gente externa a la marcha cuando se les solicitó.

Le solicitamos, Señor Ministro, sancionar a los y las policías implicados en este incidente y capacitar a todo el personal policial en el manejo del enfoque de género en su trabajo y que permita entender la lucha por los derechos de las mujeres.

 

Atentamente,

Firman, por el Colectivo 25 de Noviembre:

Julia Carmen Espinoza Bernal, Directora del Movimiento Manuela Ramos

Diana Miloslavich Túpac, Comité Directivo del CMP “Flora Tristán”

Maria Ysabel Cedano, Directora de DEMUS-Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s