CASI 6,000 CASOS DE VIOLENCIA SEXUAL, 94 FEMINICIDIOS Y MÁS DE 21,000 AGRESIONES FÍSICAS CONTRA MUJERES EN EL PERÚ

Ante ello, el “Colectivo 25 de Noviembre” y “Ni Una Menos Perú”, junto con otros colectivos y sociedad civil en general, realizaron una movilización nacional en respuesta a la violencia machista, que sigue afectando a las mujeres en su diversidad, y en conmemoración por el “Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres”.

La movilización ciudadana se llevó a cabo el sábado 25 de noviembre a partir de las 14:00 horas. Partieron desde el Paseo de los Héroes (frente al Palacio de Justicia).

LAS COSAS NO HAN CAMBIADO

De acuerdo al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), de enero a setiembre los Centros de Emergencia Mujer (CEM) registraron que 5,707 mujeres fueron víctimas de violencia sexual. Nuestras niñas y adolescentes son las que más sufren, ya que representan el 71.33% de estos casos.

Más de la mitad de las agresiones sexuales fueron violaciones:  3,125 casos, siempre según el registro del MIMP. Esto quiere decir que, en promedio, en el Perú se cometen por lo menos 11 violaciones cada día.

837 mujeres fueron asesinadas en el país entre los años 2010-2017, de acuerdo al MIMP. Asimismo, durante ese periodo, se registraron 1,172 tentativas de feminicidio.

Asimismo, la trata de personas continúa afectando mayoritariamente a mujeres. De acuerdo a cifras del Ministerio Publico al 2014, el 79.6% de víctimas de trata son mujeres, principalmente para fines de explotación sexual.

 

Las cifras muestran solo los casos registrados o denunciados. En el Perú somos testigos que los casos de violencia contra las mujeres continúan y que no hay una respuesta contundente de parte del Estado para erradicar este mal. El sistema de justicia tampoco nos escucha, pues continúan las denuncias de inacción de parte de fiscales y jueces, quienes de esta manera facilitan la impunidad de los agresores como es el caso emblemático que atañe a miles de mujeres por esterilizaciones forzadas, que tiene más de 20 años esperando por justicia.

La violencia se extiende a los espacios públicos y privados y afecta a todas las mujeres en su diversidad, en todas las regiones del Perú. Nos siguen matando, violando, acosando y discriminando.

VOLVEMOS A LAS CALLES

Ante la falta de una respuesta efectiva de parte del Estado y, en vista de los retrocesos que presenciamos en los mecanismos legales de protección para las mujeres, siendo el principal responsable de ello el Congreso de la República, todas las mujeres diversas y sociedad civil en general nos movilizamos y ocupamos las calles para hacer llegar nuestra voz y nuestras demandas.

MAS CIFRAS Y DATOS

Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) en el Perú, el 68.2% de mujeres ha sufrido algún tipo de violencia en el año 2016.

Según la PNP, de enero a agosto del 2017 se denunciaron 14,961 casos de delitos contra libertad sexual.

Ante la desaparición de mujeres, casos que siguen ocurriendo, ni el Sistema de Justicia, ni la Policía, ni la Fiscalía ni el Poder Judicial actúan rápidamente para buscar y sancionar a los responsables, pese a las pruebas y a la gravedad de estos hechos, que apuntan a feminicidios: Solsiret Rodríguez Aybar (24 años), desaparecida hace 1 año y 3 meses desde el 22 de agosto del 2016; Shirley Villanueva Ribera (25 años), desaparecida hace 8 meses desde el 23 de marzo del 2017; Esthefanny Díaz Acosta (22 años), desaparecida hace 2 años y 7 meses desde el 24 de abril del 2015 son algunos casos representativos de jóvenes mujeres desaparecidas en el Perú.

Lima, 25 de noviembre 2017

PRONUNCIAMIENTO

LAS COSAS NO HAN CAMBIADO, VOLVEMOS A LAS CALLES

 

En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, las peruanas alzamos nuestras voces para rechazar la violencia de género en sus diversas expresiones y exigir al Estado acciones sostenidas para garantizar el derecho humano a la igualdad, a la no discriminación y a una vida digna.

Condenamos indignadas los más de 94 feminicidios y 175 tentativas de este crimen en lo que va del año, así como las más de 17,000 denuncias de delitos contra la libertad sexual registradas en el 2017. Nos duelen las más de 1162 niñas madres registradas en el 2016, las desapariciones de mujeres, los crímenes de odio, la normalización de la violencia física, psicológica, económica y sexual, incluyendo el acoso político, laboral y callejero.

Nos preocupa la prevalencia y la crueldad de la violencia, la culpa y estigmatización que se cierne sobre las sobrevivientes, la penalización del aborto incluso en casos de violación, la trata, la discriminación dirigida a poblaciones en condiciones de vulnerabilidad como las mujeres trans y lesbianas, afrodescendientes, indígenas amazónicas y andinas, trabajadoras del hogar, mujeres con discapacidad, entre otras. Indigna el acoso a las defensoras de derechos y la impunidad en la que permanecen las más de 200 mil esterilizaciones forzadas y las más de 6000 víctimas de violencia sexual, cometida en el contexto del conflicto armado interno, la falta de reconocimiento de nuestra identidad de género y la ausencia de representación política de mujeres en los espacios de decisión.

Por ello, denunciamos que las cosas no han cambiado. Pese a las diversas movilizaciones multitudinarias que llevaron a supuestos compromisos estatales, aún no tenemos una respuesta contundente de las autoridades, ni se está enfrentando al machismo desde la raíz.

Por el contrario, este año hemos advertido preocupantes retrocesos en el reconocimiento de nuestros derechos:

(1) El Congreso de la República, con mayoría parlamentaria de una sola fuerza política, agrede a las mujeres al pretender erradicar el enfoque de género de las políticas del Estado y de la Curricula de Educación Básica. Plantea retrocesos al intentar convertir los mecanismos institucionalizados para la defensa de los derechos de las mujeres (como MIMP y Comisión de la Mujer del Congreso) en espacios para la defensa de “la familia” tradicional y patriarcal.

(2) Este poder del estado viene obstaculizando la autonomía del Tribunal Constitucional, Ministerio Público y del Poder Ejecutivo, amedrentando a funcionarios, pretendiendo expulsarlos de sus funciones, poniendo en riesgo la democracia.

(3) El Poder Judicial sigue limitando el acceso a la justicia de las mujeres y facilitando la impunidad con sentencias que replican roles y estereotipos de género.

(4) El Poder Ejecutivo no ha logrado que la prevención, atención y erradicación de la violencia involucre a todos los sectores. No basta el trabajo del MIMP, necesitamos un mayor involucramiento del sector Salud para la atención de las víctimas.

(5) El ejecutivo fortalece la impunidad al hablar de “perdones políticos” o considerar el indulto para un agresor sistemático de las mujeres, el ex presidente Alberto Fujimori, culpable de las esterilizaciones forzadas, crimen que espera justicia desde hace más de 20 años.

El derecho a una vida libre de violencia sólo se garantizará si se respeta la integralidad de los derechos humanos y el Estado Laico. Demandamos al Estado respuestas contundentes e inmediatas para garantizar políticas de transversalización del enfoque de igualdad género en todos los sectores, cambios normativos y presupuestos adecuados para la implementación de políticas orientadas a erradicar la violencia de género en todas sus expresiones.

Este 25 de noviembre, volvemos a las calles en defensa del derecho a la igualdad, la democracia y del derecho de todas las mujeres a vivir sin violencia.  En esta fecha emblemática todas las mujeres, feministas, ciudadanas y defensoras de derechos en su más amplia diversidad, alzamos nuestras voces para exigir que nuestras demandas sean atendidas y podamos vivir con autonomía y ejerciendo plenamente nuestros derechos.

#NIUNAMENOS #25N

Lima, 25 de noviembre del 2017

 

Adhesiones:

Centro de la Mujer Peruana FLORA TRISTÁN, Movimiento Manuela Ramos, DEMUS – Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer, Católicas por el Derecho a Decidir-PERÚ, PROMSEX-Centro de Promocion Y Defensa de los Derechos Sexuales Y Reproductivos, Ni una Menos-Perú, Ni una Menos Somos Todas-Los Olivos, Ni Una Menos-Carabayllo, Ni Una Menos-Pueblo Libre, Madres y Familiares de “Mujeres Desaparecidas-Perú”, Red Nacional de Mujeres Autoridades del Perú- RENAMA, Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú-Femucarinap, Red Nacional de Mujeres viviendo con VIH, Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer- CLADEM PERÚ, Las Micaelas, Paro Internacional de Mujeres-Perú, Asociación Humanidad Libre, Centro de Promoción y Estudios de la Mujer Andina “Lulay”, Colectivo Tarpuy, Movimiento Amplio de Mujeres Línea Fundacional-MAM Fundacional, Movimiento El Pozo, Lesbianas Independientes Feministas Socialistas, Diakonia-Gente que Cambia el Mundo, Diaconia-Asociacion Evangélica Luterana de Ayuda para el Desarrollo Comunal, Servicio Ecuménico  Pastoral y de Estudios de la Comunicación (SEPEC), , Campaña por una Convención Interamericana por los Derechos Sexuales y los Derechos Reproductivos –Perú, Collera- Red de Productoras, Creadoras y Gestoras Culturales, Trenzar, La Purita Carne, Colectivo Ciudadanía Militante – Cajamarca, Federación Provincial de Mujeres de Anta, FENCA, El Galpón Espacio Asociación Cultural, Movimiento Amhauta-Cusco, Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar- SINTRAHOGARP, Centro de Capacitación de Trabajadoras del Hogar-CCTH, Perú: Instituto de Promoción y Formación de Trabajadoras del Hogar-IPROFOTH, Perú: Federación de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar-FENTRAHOGARP, Central Unitaria de Trabajadores del Perú-Cut Perú, Forosalud – Foro de la Sociedad Civil en Salud, Perú ANC – Asociación Nacional de Centros, Comisión de Derechos Humanos-Comisedh, Círculo de Estudios Feministas-CEF, Centro Ecuménico de Promoción y Acción Social Centro- CEDEPAS, Clínica Jurídica Actuar – UNMSM, Fovida-Fomento de la Vida, Red LGTBI Arequipa, Asociación Servicios Educativos Rurales, Asociación Pro Derechos Humanos-Aprodeh, Gref- Grupo de Seguimiento a las Reparaciones por Esterilizaciones Forzadas, Centro de Responsabilidad Social y Extensión Universitaria de la Facultad de Educación de la UNMSM, Presencia y Palabra-Mujeres Afroperuanas, Asociación Agenda Mujeres, Instituto de Apoyo al Movimiento Autónomo de Mujeres-Iamamc, Centro de Estudios Sociales-Cepes, Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) , Manada Feminista PUCP, Separ, Paz y Esperanza, Colectiva, Organización Feminista Killa Warmi – Huaraz, Chirapaq Centro de Culturas Indígenas del Perú, Centro de Investigación y Promoción del Campesinado- CIPCA, Centro de Estudios para el Desarrollo Regional-Ceder, Progreso, Asociacion Arariwa, Cedepas norte, Promotoras Legales San Juan de Lurigancho, Promotoras Legales Villa El Salvador, Aportes Para el Desarrollo Humano  e Instituto de Defensa Legal –IDL.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s